Bienvenido a la Pennine Trail Trans

Una costa nacional para ruta de la costa para la recreación y el transporte - para caminantes, ciclistas y (en partes) jinetes

Trans Pennine Trail logo
Trans Pennine Trail logo

Bienvenido a la Pennine Trail Trans

Una costa nacional para ruta de la costa para la recreación y el transporte - para caminantes, ciclistas y (en partes) jinetes

Hong Kong a través de Hornsea Southport

nov 8, 2013

topimageI have to admit I was worried at the start of my journey to completing the Trans Pennine Trail. As a Hong Kong resident I first planned to attempt the route in 2006, during my usual summer break in the UK. Sin embargo, this all came to nothing when during a training ride on the Hull to Hornsea section I fell off the bike sustaining a broken wrist and a visit to Hull Royal Infirmary. En 2007 reported flooding on sections of the Trail thwarted my plans.

This year my main purpose for being in the UK was to attend my daughter’s graduation from University; my Wife had seen enough of my injuries and did not want them recorded in the graduation pictures, therefore I was banned from the bike until after the ceremony.

With the graduation a success and me still uninjured, I was now awaiting some decent weather to attempt the route. Eventually the conditions looked reasonable, so on June 2nd I boarded a train with a borrowed bike and set out from Hull for Liverpool. I next rode the bike out to Southport and bedded down for the night in a B&B ready to kick off the next day.

Day One: The morning of June 3rd arrived with a stiff breeze from the southwest and rain; so much for the predicted sunny conditions. Undeterred, and having taken the obligatory photograph at the start point, I set off from Southport under black skies with heavy rain falling. At least the wind was in approximately the right direction, pushing me along from the side. By Aintree the rain stopped, my morale improved and I made good progress to Halewood. Sin embargo, the weather gods intervened again just before the Widnes Bridge with a thunderstorm interrupting this rather pleasant section along the Mersey. As I pressed on along the Sankey Canal, avoiding the fishermen and their rods, the rain eased and the sun shone again. Bliss.

Wilderspool, near Warrington, presented my first major route challenge. Essentially I got lost when presented with a number of options for the way ahead and some unclear signs. After a detour I re-established contact with the Trail with the help of a kind lady cyclist, who went out of her way to lead me back onto the Trail. She clearly took petty on me and for that I’m thankful.

I opted for Stockport as my first day’s destination, with a helpful taxi driver directing me to a motel for an excellent nights sleep. I was tired, but relatively fine by this stage.

First Day: 73 millas Tiempo de conducción: 7 hrs 12 minutes

Day Two: Day two promised sunshine and hot conditions, and for once the weatherman was correct. My departure from Stockport went off route for a while as I struggled to find the Trail. After doubling back for a short distance, I was back on the route and heading to Hadfield through the Tame Valley. Arriving in Hadfield I took a short break for a late breakfast in a ‘local café for local people.’

Suitably refreshed, I next ventured onto the Pennines proper anticipating a hard climb to Woodhead Pass along the Longdendale Trail. To my surprise and great relief the climb was steady, with an easy gradient allowing me to maintain a decent speed. The views back over the reservoirs were lovely. The Longdendale Trail is clearly popular; busy with cyclist, walkers and a couple of horse riders all enjoying the sunny weather.

In no time I reached the blocked tunnel entrances and climbed to the A628. I stuck with the path over moorland finally cresting at Woodhead Pass. An easier route with a bike is to climb with the road, although the large lorries make this a risky option and it is not recommended. Next came the fast drop from Windle Edge into Dunford Bridge; just make sure your brakes are functioning for the stop near the bottom. I then turned onto the old rail line for a steady drop into Penistone. With the Pennines behind me I felt a great sense of achievement.

How far to go on Day Two was the next question I faced. I set my initial target as Selby, although as the day progressed and the fatigue kicked in I opted for Sykehouse, just north of Doncaster. I called my parents and arranged a pick up. Just beyond Doncaster, on a canal path, I had my only puncture of the trip caused by a large thorn. To be honest I had expected more punctures and feel lucky to get away with just one. A swift repair had me going again for a pick up at Sykehouse and home to Beverley for a soak in a hot bath.

Second day: 74 millas Tiempo de conducción: 7 horas

Day Three: I was driven back to Sykehouse under threatening skies with gale force winds forecast and heavy rain expected. It looked like the British summer was over. Cuando subí a la moto, los cielos se abrieron mientras el viento decidió jugar conmigo con ráfagas que se alternaban desde atrás y luego hacia adelante.. Mi progreso fue dolorosamente lento y mi estado de ánimo se deterioró rápidamente.. Cuando Selby apareció a la vista, un acogedor McDonalds usó su rayo tractor para arrastrarme y me sostuvo durante una hora mientras la lluvia golpeaba contra las ventanas..

Con lo peor del clima fuera del camino, Partí de nuevo solo para encontrar la pista excavada a lo largo del Ouse Bank. Las pistas de una desviación se publicaron en un trozo de papel empapado por la lluvia que cuelga con tristeza en la entrada bloqueada del sendero.. After 20 minutos logré entrar en el Sendero para seguir adelante con mi implacable viaje hacia el este. El sol irregular ahora me acompañó a través de Yokefleet, y me quité la ropa de lluvia, aunque no habia visto lo ultimo de la lluvia. Hice una breve parada en South Cave para tomar un refrigerio., luego fijé mi mirada en el puente Humber que ahora me hacía señas para acercarme a Hull.

El viaje a lo largo de la orilla de Humber hacia el puente fue el más accidentado que encontré en todo el viaje., con mis regiones inferiores registrando cada golpe. Tal vez fue el cansancio, pero el viaje se sintió duro y me alegré cuando llegué al asfalto. Dejando el área del puente, la lluvia regresó con venganza con un fuerte aguacero saludándome para mi viaje a Hull.. La ruta a través de Hull está bien señalizada y pronto estuve en el último tramo a lo largo de la antigua línea ferroviaria hacia Hornsea.. La lluvia había cesado, pero mis regiones bajas ahora protestaban después de tres días en la silla de montar.. Conozco bien la pista de Hull to Hornsea y pude marcar los puntos de referencia mientras corría hasta la meta..

De repente se acabo, cuando mis padres me saludaron en un punto de llegada de Hornsea desierto. Lo había hecho en tres días cubriendo una distancia total de 221 millas, medido por mi GPS. Había viajado con un monitor cardíaco que me ayudó a calcular mi quema total de calorías en aproximadamente 13,500. Y adivina qué, sin lesiones excepto un dolor en el trasero!

Con la lluvia amenazando de nuevo, Rápidamente empaqué y cargué la bicicleta en el auto de papá para ir a casa para un largo baño en un baño caliente y una bien merecida cerveza fría..

Tercer día: 74 millas Tiempo de conducción: 7 horas

Algunos pensamientos: Mi bicicleta era una Marin Muirwood 29er prestada. La bicicleta estaba a la altura del trabajo., aunque los neumáticos urbanos resbaladizos tuvieron problemas en mojado y requirieron un manejo cuidadoso en el barro. Para ser justo, el sendero estaba relativamente seco a pesar de la lluvia, aunque es de esperar lodo y charcos en áreas donde el sol no llega. Ninguno de los Trail es técnico. En otras palabras, Es un viaje relativamente fácil y una bicicleta con suspensión no es lo más, aunque haría las cosas más cómodas en algunas secciones, especialmente a lo largo de la orilla de Humber..

Encontré muchas tiendas en la ruta o justo al lado de ella, por lo que fue posible recargar mi agua y otros artículos esenciales a medida que avanzaba.. En un momento dado, una tienda de bicicletas bien surtida se encuentra justo en el camino. (cerca de Penistone si mi memoria es correcta.)

La ruta es sorprendentemente fácil de seguir con una buena señalización en general.. Confié en el mapa oficial de TPT para obtener indicaciones, que fue lo suficientemente adecuado, aunque me perdí algunas veces debido a mi propia mala interpretación de las características.

topimage-1La característica más molesta del Trail son las puertas para bicicletas en ángulo.. Acumularía una velocidad decente y luego tendría que desmontar y negociar una puerta que en algunos lugares es tan estrecha que una bicicleta con alforjas se esfuerza por despejarlas.. es más, estas puertas parecen superfluas dado que las motocicletas que buscan acceder al sendero podrían usar fácilmente la entrada de caballos adyacente. Las puertas batientes resultaron ser una opción más fácil. Una vez dicho esto, el sendero está bien organizado y es un placer montarlo. En cuanto al paisaje, las cosas ciertamente mejoran desde Hadfield en adelante.

Entonces, ¿tienes que estar súper en forma para montar de costa a costa?? No, es la respuesta simple. Aunque me considero un hombre de 48 años en buena forma física debido, en parte a mi ciclismo habitual en Hong Kong y China, En mi opinión, la Trans Pennine parece estar al alcance de cualquier ciclista con un poco de preparación.. Así que sal y disfruta!

Steve Wordsworth

Mapeo accesible

Junto con las autoridades locales de todo el Camino hemos visto a través de las secciones del rastro que son accesibles para todos los usuarios, verlos aquí

Mapeo accesible

Junto con las autoridades locales de todo el Camino hemos visto a través de las secciones del rastro que son accesibles para todos los usuarios, verlos aquí

Enlaces útiles para la Información

Consulte nuestras enlaces útiles con respecto a la accesibilidad

Compartir este